La mayoría de nosotros gastamos una buena porción de nuestro dinero en la comida mensualmente. Los recibos del supermercado pueden comenzar a crecer especialmente para los que tienen una familia para alimentar. ¿No te gustaría aprender a ahorrar dinero cuando compres mercado?

Es creencia común que los alimentos saludables son mas costosos que la comida no saludable. Sin embargo, esto no siempre es así; depende de que ángulo lo mires. Un estudio publicado por el USDA examino la diferencia en costo entre la comida saludable y la comida chatarra1. 1 El estudio examino múltiples factores que influencian el precio de la comida incluyendo el precio de la energía alimenticia, el peso comestible, porción promedio y nutrición.

El estudio encontró que los alimentos ricos en calorías (generalmente debido a contenidos altos en azúcar o grasas) tendían a ser mas baratos. Sin embargo, los alimentos tales como las frutas, verduras, y granos eran mas baratos si se calculaban por tamaño de porción y el alcance de las recomendaciones diarias nutricionales. Si se factorizan los beneficios de una buena salud cualquier cantidad extra mínima que gastes vale la pena.

Hemos propuesto algunos punteros para ayudarte a mantener abajo tus gastos y alta la calidad de tus alimentos. Si los pones en practica estarás cortándole la grasa a tu recibo del supermercado muy rápidamente.

1. Ahorra en los productos frescos

La clase de productos frescos que compres puede tener un impacto considerable sobre su precio y contenido nutricional. Lo mejor es comprar frutas y verduras crecidas localmente y en su época de cosecha. Afortunadamente son mas baratas que las importadas o las que no están en su época.

2. Planea y compara

Cuando estés mercando para la semana, es mejor planear el menú con antelación. Cuando estés en el supermercado adhiérete a tu menú para evitar comprar comida innecesaria. No vayas a mercar cuando tengas hambre, porque estarás mas propenso a comprar por impulso.

Conoce los mercados locales y sus precios para poder conseguir el mejor valor de lo que compras comúnmente. Busca rebajas y utiliza cupones cuando hayan. El ahorrar un poquito aquí y allá puede ser bastante al correr el tiempo. Visita los mercados campesinos donde a menudo puedes encontrar las frutas y verduras mas frescas y baratas.

3. Merca inteligentemente

Las muchas opciones de alimentos que tenemos pueden ser abrumadoras. La decisión de comprar los productos frescos, congelados, empacados o hasta enlatados dependen del alimento. Cuando compres frijoles, los secos son mas baratos y saludables que los enlatados. Las verduras picadas o empacadas son mas costosas que las enteras. Cómpralas enteras y pícalas tu mismo. (Mira los videos de cooking 101 para aprender como.)

Evita las marcas reconocidas. Los alimentos de marcas genéricas generalmente son del mismo tamaño y calidad y son mas baratos. Además, ponle cuidado a los tamaños de las unidades. Si tienes suficiente dinero, a menudo puedes ahorrar bastante comprando en cantidades grandes. Los alimentos básicos  (tales como el arroz, harina, o frijoles) deben comprarse al granel o cuando estén de rebaja.

4. De vuelta a lo básico

A veces pagamos por conveniencia, pero cuando tienes un presupuesto apretado, gastar mas tiempo puede ahorrarte una buena cantidad de dinero. Utiliza ingredientes frescos y no pre-empaquetados. Muchos productos que normalmente se compran pueden hacerse en la casa. Por ejemplo, la salsa de tomate, salsa cruda, el hummus y el guacamole son fáciles de hacer en casa y salen mucho mas baratos que los ya preparados. También puedes tener una huerta lo cual te ahorrara buen dinero y tendrás productos extra frescos y sabrosos.

5. Estira tus comidas

Hay una variedad de comidas que pueden prepararse y servirse durante varios días tales como sopas, chiles, verduras salteadas, espaguetis, y cacerolas. Los ingredientes que pueden estirar la comida y debes tener siempre a mano incluyen los frijoles secos, lentejas, avena, arroz integral, y otros abarrotes. Las batatas son baratas, altas en nutrientes, y pueden utilizarse en una variedad sorprendente de platos.  (Ensaya esta receta de Tacos de Batatas y te convencerás.)

Come arroz integral, pan integral, pasta integral y otros alimentos altos en fibra. Así comerás menos y tendrás mejor saciedad. Los productos refinados pueden parecer mas baratos,  pero terminan dándote mas hambre y comerás porciones mas grandes, lo cual termina siendo mas costoso a la larga. También debes cuidarte de los azucares escondidos, que solo llenan temporalmente.  Es una buena idea aprender a leer las etiquetas de información nutricional.

Es completamente posible incorporar alimentos saludables a tu presupuesto, y no solo  será bueno para tu billetera.  Una alimentación nutritiva y balanceada ayuda con los niveles enérgicos, el humor, la productividad, y la función cerebral. También te ayudara en la lucha contra enfermedades mas serias tales como ataques cardiacos, hipertensión, cáncer, y diabetes.

 

Fuentes:

  1. USDA Economic Research Service: http://www.ers.usda.gov/publications/eib-economic-information-bulletin/eib96.aspx#.UoUwvJPXiPV