www.saludesvida-67

La mantequilla de almendras es una de las recetas más fáciles de hacer en este libro de cocina. Aunque no es fácil limpiar el equipo usado en su preparación, la molestia vale la pena. La mantequilla de almendras (en mi opinión) es mucho más sabrosa que la mantequilla de maní y tiene el beneficio añadido de ofrecer una fuerte dosis de vitamina E. Es posible que la hayas evitado en las tiendas debido al precio elevado, pero esperemos que esta sencilla receta te convencerá de darle una oportunidad. Si prefieres el sabor de almendras crudas, puedes saltar el paso de tostar las almendras.

Ingredientes

  • 4 tazas de almendras
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de miel de agave (opcional)

Instrucciones

  • Precaliente el horno a 350° F. Extienda una capa de almendras uniformemente en una bandeja y hornee por 12 minutos.
  • Transfiera inmediatamente las almendras tostadas a un procesador de alimentos y agregue la sal y la miel de agave.
  • Triture hasta que la mezcla esté suave, deteniéndose ocasionalmente para limpiar los costados del procesador de alimentos con una espátula. No se preocupe si la mezcla parece demasiado seca o espesa. Las almendras en primer lugar se tornaran en un polvo, y luego una bola de masa y, finalmente, en una mantequilla suave.
  • Vierta en un recipiente de vidrio y golpee ligeramente la base del recipiente sobre el mesón para subir las burbujas de aire a la superficie. Guarde en el refrigerador hasta por tres meses.

Tiempo de preparación: aprox. 30 minutos
Rendimiento: 2 tazas

Acerca del autor

Daniel Velez

Estamos aquí para servirte. ¡Si tienes alguna inquietud de salud no dudes en dejar un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *