www.saludesvida-34

Una de las cosas que más me ha sorprendido de la cocina a base de plantas es lo fácil que es crear sabores y texturas similares a las que solía disfrutar cuando comía productos animales. Por ejemplo, este queso para nachos. Aunque no tiene el sabor exacto de la receta original, la textura es muy similar.