Las decisiones sencillas tienen mucho poder para ayudar a estimular tu capacidad mental, tu sistema inmune, y tu nivel de energía. Descubre cinco hábitos saludables que te ayudarán a vivir tu vida al máximo.

  1. Una caminata de 10 minutos

Los estudios muestran que solo diez minutos de caminar pueden reducir la tensión, la depresión, el enojo o la confusión. Cuando las cosas se pongan un poco tensas, recuerda el poder de una caminata de diez minutos.

Una caminata de diez minutos también puede estimular tu cerebro y ayudarte a concentrarte en tu trabajo e incrementar tu productividad.

Unos pocos minutos de actividad física pueden despertar tu enzima quemadora de grasa conocida como «lipasa de lipoproteína». Cuando estás sentado por más de 20 minutos, tu enzima quemadora de grasa se va a dormir. Levántate y muévete por solo un par de minutos para «despertar» la enzima quemadora de grasa y hacer que vuelva a funcionar.

Toma una caminata corta adentro o afuera, subiendo y bajando las gradas, o hasta camina sin moverte de sitio en tu escritorio o en tu casa. ¡Tu cerebro va a estar refrescado y tu cuerpo va a volver a quemar grasa!

  1. Tiempo para relajarte

Consigue suficiente sueño. Este es un gran secreto para controlar tu apetito. Sin suficiente sueño, tus hormonas del estrés y el apetito pueden elevarse el próximo día lo que significa que podrías tener más ganas de comer golosinas y comida chatarra.

Ya sabes que puedes manejar las situaciones mucho mejor cuando has tenido buen sueño por la noche. Tienes más agudeza mental, tienes más energía, (no necesitas el estimulo de la cafeína o el azúcar), y probablemente seas más agradable con los que te rodean.

  1. Una bebida refrescante

Bebe agua y dale un baño interno a tu cuerpo. Tus células tienen sed por agua limpia, clara y refrescante. Elimina las bebidas altas en calorías y aprende a calmar tu sed con la mejor opción: agua. Añádele un poco de limón o lima. Para un sabor refrescante, trata añadirle naranjas tajadas y tomillo fresco a tu agua.

Una tisana caliente de hierbas es una forma excelente de terminar tu comida. Corre tu silla hacia atrás, toma el te y relájate.

  1. Un respiro profundo

Toma unos pocos minutos para sentarte y simplemente respirar profundamente para calmar tu estrés y energizar tu cuerpo y cerebro. Pon tu mano sobre tu estomago. Respira de tal forma que cuando inspires, tu estomago se expanda, y cuando exhales, se contraiga, así como respira un bebe. Has esto por 2-3 minutos, ¡y nota cuan relajado te sientes!

  1. Un plato de color

Goza de un arcoíris en tu plato: un arcoíris de colores. Cada color, rojo, morado, amarillo, anaranjado, verde, provee fitoquímicos ricos que protegen tus células de daño y ayudan a reparar los daños existentes. No te pierdas el delicioso sabor y el valor protector de un platillo colorido. Las frutas y verduras frescas dan excelente color, sabor y poder a tu comida.


Acerca del autor

Evelyn Kissinger, MS, RD

es nutricionista registrada y experta de la salud. Ella estudió nutrición en la Universidad de Tennessee y obtuvo una maestría en administración de empresas en la Universidad de Andrews. Ella es una oradora y maestra a nivel internacional, y ha estado desarrollando e implementando programas de salud, libros, y materiales didácticos durante más de 30 años. Evelyn es la directora de nutrición Para Lifestyle Matters. También es la directora de Lifestyle Matters at Work que coordina programas de salud para corporaciones. Ella es coautora del libro Simple Solutions, Food for Thought, and Living Free: Finding Freedom from Habits that Hurt y la autora de Change your Body One Bite at a Time. Evelyn vive en St. Joseph, MI con su esposo Peter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *