Las ocasiones especiales, y especialmente la época de los festivos, pueden ser un tiempo de felicidad, hermandad, refrigerio, y renovación espiritual. Pero demasiadas veces el apuro de actividades resulta en estrés, demasiados gastos, consumo excesivo, y cansancio. ¿Cómo podemos planear las ocasiones especiales para maximizar las oportunidades especiales para las relaciones y celebrar sin sacrificar la salud?

He aquí siete excelentes consejos:

  1. Hidrátate

¡Es muy fácil deshidratarse y enfermarse durante la prisa de los festivos! ¡Toma tus ocho vasos de agua refrescante y energizante entre comidas! Evita el alcohol y las bebidas cafeinadas. Para reemplazar esa bebida especial para socializar con tus amigos, ensaya jugos de fruta fresca mezclados con jugos carbonatados o agua carbonada como un buen reemplazo de la trampa de las bebidas sociales. Bebe tisanas herbales tales como té de menta o manzanilla para ese sistema nervioso demasiado estresado.

  1. Vuélvete quisquilloso

Empieza a escoger alimentos que te ayuden a manejar el estrés durante los festivos. Escoge fruta en vez de galletas y caramelos. Consume una abundancia de vegetales y leguminosas, y saca tiempo para comer un desayuno saludable de cereales integrales. Las personas ocupadas y estresadas a menudo toman «soluciones rapidas» para responder al llamado del cuerpo por buena nutrición. Las drogas, el alcohol, los cigarrillos, la cafeína, el azúcar, y las comidas chatarra estimulan las respuestas de estrés en el cuerpo y hasta causan un incremento de las hormonas del estrés e incrementan la «susceptibilidad al estrés».

  1. Haz comidas buenas para la memoria

Obviamente quieres que tus días de celebración estén llenos de buenos ratos y recuerdos. Por lo que, cuando planees tus comidas, ten en mente la buena salud.

Las comidas altas en grasa y densas en calorías, las porciones gigantes, demasiada variedad, y los postres refinados causan somnolencia, torpeza mental, y mala memoria. Si tienes dificultad en respirar, pensar o mantenerte despierto después de una comida, algo está mal. Las comidas deberían incrementar la claridad mental, la energía y la salud. Concéntrate en comida más liviana, porque los festivos son tiempo de hacer memorias, ¡no seguir tradiciones que te causen perderlas!

  1. Corta los bocadillos

 Cuando consumes comidas que te satisfacen durante las festividades vas a tener menos deseos de excederte con bocadillos hipercalóricos. Comer bocadillos rápidos e insalubres en vez de sacar el tiempo para consumir comidas saludables y balanceadas añade libras demás y no provee saciedad o nutrición. Además, sobrecarga los órganos digestivos.

Toma tiempo para consumir bastantes frutas y verduras frescas, cereales integrales, frijoles y leguminosas durante las horas de comida regulares. Esto va a proveer saciedad, vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes, y los carbohidratos complejos que tu cuerpo necesita para liberar la energía gradualmente y tener mejor control del azúcar sanguíneo.

  1. Descansa, recréate y recupérate

Dormir suficiente y hacer ejercicio diariamente son formas potentes de acabar con el estrés. Planea tu horario para obtener suficiente descanso durante las festividades. Perder solo unas horas de sueño en una semana puede reducir la habilidad de tu cuerpo de luchar contra las enfermedades por un 30%. Obtener suficiente descanso y sueño mejora el control del azúcar sanguíneo y reduce los niveles de las hormonas del estrés.

¡Toma diez! Tomar una caminata enérgica de solo 10 minutos puede mejorar tu animo por una hora y reducir la tensión y la fatiga. Planea hacer ejercicio al aire libre diariamente, o alguna forma de ejercicio adentro si el clima está malo. Cuando tomas tiempo para hacer ejercicio, ¡lo que hagas durante el resto del tiempo va a ser hecho mejor!

  1. Recorta o desgasta

Recorta esas actividades causantes de estrés y determínate a cortar con comer de gula, gastar más de la cuenta, y esforzarte excesivamente. Planea momentos especiales y actividades que no te agoten a ti o tu presupuesto y que no estén centrados alrededor de alimentos refinados. Ensaya un minestrone de verduras, galletas de ajonjolí, y hummus para la cena en vez de hamburguesas, papas fritas y helado.

O, ¿qué de una variedad deliciosa de frutas de temporada con palomitas de maíz y nueces o pan integral y galletas saladas? Ten una reunión cálida al lado de la chimenea con historias inspiradoras en vez de sentarse con un televisor haciendo ruido de fondo.

  1. Crea tradiciones nuevas

Hay tradiciones anticuadas que seguimos por pura fuerza de habito, ¡que causan estragos en vez de causar felicidad! Comer de gula, excesos, y comprar cosas frenéticamente agota tus nervios y hace que tu cuenta de banco se desaparezca. Ayudar a los demás promoviendo actividades saludables estimula tu propio sistema inmune mientras que ayuda a los demás a ser temperantes. En esta forma, vas a crear nuevas tradiciones mejores que te van a dejar a ti así como a tus queridos más saludables, felices, y verdaderamente refrescados durante los festivos.

www.lifestylematters.com


Acerca del autor

Vicki Griffin MPA, MACN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *