A los 12 meses, mi hija Amy tenia dos dientes y encías bien parecidas para sus fotos de su primer cumpleaños. Aún a los 18 meses, solo tenia 6 dientes. Sus dientes salieron lentamente y relativamente sin dolor. La temida dentición fue para ella facilísima. Por lo contrario, mi hijo fue otro cuento. Su primer diente le salió cuando tenia alrededor de 2 meses y los próximos dientes siguieron rápidamente. Ya cuando tenia un año, ¡tenia 12 dientes! ¡Para él la dentición fue una maratón miserable! ¿Cómo puede ser que dos niños con desarrollo normal tengan patrones de dentición tan dramáticamente diferentes? Todo es por los genes. La dentición de los niños se basa en su código genético. Es imposible apresurar o ralentizar el proceso.

No es raro que el niño tenga «brotes de crecimiento», los cuales incluyen incomodidad, fiebre leve (bajo 100.8 F/ 38.2 C), babeo, y querer morder. Puede ser o no que un diente salga durante el episodio, pero si no sale normalmente sale pronto después. Algunos niños les sale un diente a la vez, otros le salen varios dientes a la vez. La edad promedio para el primer diente es de 7 meses pero puede ir desde 2 meses a 13 meses. Los dientes tienden a salir del centro y luego salir hacia los lados (primero los incisivos centrales luego los incisivos laterales y caninos). Los molares a veces salen en secuencia con los incisivos laterales.

Para Amy su dentición fue muy fácil. Nunca ensayé ningún producto de dentición con ella. ¡Simplemente no lo necesitaba! A diferencia de ella, Michael se sintió miserable. Para los padres con niños como Michael, he aquí algunas cosas que pueden ayudar:

  1. Cualquier cosa fría ¡que sea segura para el bebe! Esto puede incluir una cuchara fría, una toalla pequeña, juguete de dentición, comida de bebe fría, etc. El frio ayuda a calmar el dolor de la inflamación que el diente causa cuando sale. El objeto preferido de mi hijo era una toalla pequeña bien fría. Me tocaba mantener cambiándola, pero realmente ayudaba a calmarlo.
  2. Tylenol para bebes. Durante el pico de los dolores de la dentición, a menudo le daba a mi hijo una dosis de Tylenol antes de ponerlo a dormir de noche. Realmente ayudaba a prevenir que se despertara con dolor. Si se da una o dos veces al día durante el pico de los dolores de la dentición, el Tylenol definitivamente puede ayudar a cortar la incomodidad.
  3. Geles homeopáticos para la dentición. Estos productos de venta libre pueden ayudar PERO necesitas leer los rótulos y ver qué ingredientes contienen. Evita cualquier producto que tenga benzocaína, alcohol, o anilinas.
  4. Descubrí que mi hijo mamaba para sentirse mejor en vez de hacerlo por alimentación durante los episodios de dentición. El mamar lo calmaba y suavizaba. Esta conexión física de crianza a veces puede ser tan poderosa como otros métodos de calmar el dolor.
  5. Juguetes de masticar no tóxicos. Los bebes en dentición a menudo les gusta morder. Tener objetos a mano que sean seguros para morder pueden hacer que tengas un bebe satisfecho. Hasta hay collares de dentición para que las madres se pongan en sus cuellos con anillos no tóxicos que el bebe puede masticar.

Sea que tu bebe se sienta miserable o nada le moleste, la dentición eventualmente termina. Y aunque siempre recuerdes el proceso, ¡tu bebe no va a quedar con cicatrices de memoria de largo plazo!


Acerca del autor

Rachel Nelson MD

se graduó de la Universidad de Loma Linda y completó una residencia pediátrica en la Universidad de California en Davis. Su pasión es ayudar a los niños a alcanzar su máximo potencial. Ella está casada con un cirujano de coloproctología con quien tiene dos niños: Amy y Michael. La doctora Nelson le gusta jugar afuera con sus niños, cuidar su huerta, y tocar música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *