En las frías mañanas de domingo, el mercado campesino local es la única cosa que puede tentarme a levantarme antes de las 8 de la mañana. El olor veraniego de fresas recién cosechadas viaja en el aire hasta los compradores todavía soñolientos. Las manzanas crocantes, con el roció de la mañana, no del refrigerador de los distribuidores, prometen el sabor del otoño. Setas discretamente empacadas, cuyos nombres requieren conocimiento básico de idiomas asiáticos, estas son tres razones perecederas (que necesitan comerse o compartir la misma semana) para visitar tu mercado de campesinos local.

Ya has oído acerca de cómo los mercados campesinos son más «saludables», pero todavía necesitas que te convenzan. Al fin de cuentas, tienes un cupón quemando un hueco en tu billetera para un almuerzo congelado/enlatado/paquete de fideos ramen de supermercado. ¿Por qué cambiar tus planes de comida? Y, ¿cómo? Este articulo proveerá un esquema de los beneficios comestibles, así como los no comestibles que se dan cuando mercamos en los mercados campesinos. Planea comenzar a disfrutarlos.

El Medio Ambiente

Si: eso mismo. Cuando pagas por tus tomates (con efectivo, no plástico) en un puesto pequeño de un campesino, en vez de pasar la tarjeta en un cajero impersonal gris, estas haciendo tu buena acción ecológica del día. Generalmente la comida en los mercados campesinos viaja una distancia mas corta desde su granja de origen hasta el mesón de la cocina que las cosas en el estante del supermercado. Esto significa que los productos tienen una huella de carbono (definida como «la suma de todas las emisiones de CO2 inducidas por tus actividades en un periodo de tiempo determinado», de acuerdo a timeforchange.org).1 Como ya probablemente sabes, bajar tu huella de carbono es bueno porque el dióxido de carbono es un gas invernadero que causa el calentamiento global. O, considera algo todavía más simple- mas tiempo de transporte equivale a mas polución- y luego sigue leyendo acerca de formas de ayudar a prevenirla.

Muchos de los agricultores en los mercados campesino son orgánicos, no fumigan sus cultivos con pesticidas o insecticidas, o tienden a utilizar cantidades mínimas de tales controles de plagas químicos. Ellos pueden cultivar productos alimenticios de esta manera debido a que trabajan desde el suelo hacia arriba, literalmente. En vez de simplemente fumigar para controlar las malezas o pestes, los cultivadores orgánicos y/o minoristas utilizan una variedad de técnicas (a menudo preventivas) que incluyen: 1) abonar la tierra saludablemente, lo cual lleva a plantas más saludables y resistentes a las enfermedades, 2) rotar las secuencias y las clases de cultivos en un campo particular, desorganizando el ambiente para las malezas y plagas, y 3) ciertos pesticidas botánicos o de alguna otra variedad no sintética, si las primeras líneas de defensa fallan.2 Tales técnicas son practicas y posibles en una granja pequeña, pero menos en granjas comerciales más grandes. Simplemente imagina arrancar las malezas a mano en los campos de zanahoria de Green Giant.

La economía

Apoyar la agricultura local con nuestras billeteras significa que estamos introduciendo dinero a la economía que nos rodea. Considera esto: ¿a quien le va a ser una mayor diferencia $6 en pepinos, a un granjero local o a un supermercado de cadena? Si deseas evidencia menos anecdótica, un estudio del 2011 de la Unión de Científicos Preocupados encontró que los mercados campesinos pueden crear empleo: «Una financiación publica anual modesta de 100-500 mercados campesinos que de otra manera fracasarían podría crear hasta 13,500 trabajos a lo largo de un periodo de 5 años».3 El estudio también nota que «los clientes en los mercados (campesinos) también tienen mas probabilidad de mercar en negocios locales,» (citado en un articulo de Indiana Public Media).4 Si alguna vez has pasado un mercado campesino en el parqueadero de un supermercado o un centro comercial, ya sabes porqué. En vez de ser una carrera por clientela entre el supermercado y el mercado campesino, los mercados campesinos pueden traer clientes a la puerta, y es que hay ciertas cosas que los mercados campesinos no venden, tales como leche (normal, de soya, o cualquier otra clase). Pero después de varios viajes al mercado, puedes descubrir nuevos productos que necesitas.

Y, obviamente los mercados campesinos benefician tu economía hogareña. Algunos productos de especialidad, tales como scones recién hechos o pan afgano autentico pueden ser más costosos, pero tienden a ser la excepción. Un reportaje del 2011 de un estudiante de posgrado noto que los precios en los mercados campesinos para los productos crecidos convencionalmente generalmente eran mas bajos que los precios de sus homólogos del supermercado. Además, todos los productos orgánicos a excepción de las papas eran más baratos en los mercados campesinos.5 También puedes tomar en cuenta que puedes conseguir descuentos de al por mayor por productos que los agricultores quieren vender para no tener que llevar de vuelta a casa, así como los productos con leves defectos cosméticos.

Sin embargo, algunos productos pueden ser mas costosos que sus homólogos convencionales comprados en el supermercado. Pero considera por lo que estas pagando: todos los beneficios que acabamos de discutir. Para más información acerca de porqué los alimentos cultivados y vendidos convencionalmente pueden ser más baratos en primer lugar, lee el articulo The High Cost of Inexpensive Food.

 Tu salud

Aquí es donde los beneficios de los mercados campesinos, en donde los puestos con frutas y verduras toman el mayor espacio, han sido discutidos debido a que son tan obvios, a diferencia del beneficio al medio ambiente y la economía.  Al comer alimentos cultivados localmente estamos comiendo mas de acuerdo a la temporada,  lo cual también puede tener beneficios dietéticos. 1) Consumimos una variedad de frutas y verduras en vez de vivir de arvejas y maíz enlatado todo el año. 2) Con una canasta de frutas llena de productos en su punto de madurez y un refrigerador que parece una ensalada, tenemos mas incentivos para hacer comidas alrededor de estos buenos alimentos, en vez de comer «golosinas» procesadas o altas en calorías. Y debido a que los productos pierden menos nutrientes antes de llegar a tu mesa, esa zanahoria recién cosechada retiene más de su carga de multivitaminas.

¿El ultimo punto para recordar acerca de ir a mercar en los mercados campesinos? ¡Come lo que compras! En la segunda parte de este articulo vamos a discutir como tomar ventaja del mercado mas cercano, desde donde parquear tu carro hasta como cocinar todos esos productos en tu nevera. Consejo #1: parquea a la sombra.

Fuentes:

  1. “What is a carbon footprint – definition.” Time for change, accessed October 28, 2012. 
  2. “Organic FAQs,” Organic Farming Research Foundation, accessed October 27, 2012.
  3. Jeffrey K. O’Hara, “Market Forces: Creating Jobs Through Public Investment in Local and Regional Food Systems,” Union of Concerned Scientists, accessed November 7, 2012.
  4. Liz Leslie, “Farmers Markets: Good For You, Good For Economy,” Earth Eats, Indiana Public Media, accessed October 28, 2012. 
  5. Barry Estabrook, “The Farmers’ Market Myth,” The Atlantic, accessed November 7, 2011.


Acerca del autor

Midori Yoshimura

Escritora contribuyente, redactora independiente y caminante ávida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *