Le tengo aversión al ir de compras. Después de pasar una tarde divagando por un centro comercial con luces brillantes sin nada más que una taza tibia de té costoso de un puesto, siento que he perdido las horas, y me siento frustrada. No hay mejor forma de sentirse como el consumidor sin consciencia.

Pero cuando estoy llenando un bolso de mercar con manzanas frescas de otoño, con sus pieles manchadas sin encerar, me emociono de ver la colorida y comestible gama de posibilidades que se extiende a lo largo de los puestos del mercado de campesinos. La vista salta al rojo tentador de las granadas, luego al anaranjado brillante de (sorpresa) las naranjas, luego al sutil amarillo de los membrillos en pilas a lado de los manojos de cilantro, y la boca se abre un poco de pura sorpresa. Tu mano, sosteniendo la lista de mercado semanal cae a un lado. ¿Será posible que estas gozando tu tarea de ir a mercar?

Si.

Sin embargo, puede ser que te sientas un poco abrumado. Dependiendo del tiempo que escojas para hacer esta peregrinación a esta tierra prometida, el mercado puede parecer tener más personas que alimentos. Caminando alrededor del hombre que sacude un racimo de repollitos de Bruselas como si fuera un trofeo, tu canasta está vacía, pero la cacería apenas ha empezado, y la competencia es feroz. En vez de simplemente caminar alrededor del perímetro un poco confuso y mas bien frustrado, he aquí unos pocos punteros para poder sacar lo mejor de tu experiencia en el mercado campesino.

1. La preparación apropiada.

a. Encuentra un mercado campesino local.

¿No sabes donde queda el mercado campesino mas cercano? Visita un sitio tal como localharvest.org para encontrarlo. Cliquea la burbuja al lado de «Farmers’ Markets» en el cuadro que dice «What are you looking for?», luego escribe el lugar donde te encuentras en el cuadro que dice «Where?» para ver los mercados campesinos en tu área.

b. Trae una hielera y posiblemente hielo si esta haciendo calor.

Si planeas dejar tu mercado en el carro por más de media hora en clima caliente, almacenar tus compras en un lugar fresco puede ayudar a evitar que se golpee o marchite. Esto es especialmente importante para productos que son suaves o frágiles, tales como fresas o cilantro.

c. Carga suficiente efectivo en billetes pequeños y monedas.

La mayoría de mercados campesinos solo aceptan efectivo, por lo que vas a necesitar cargar suficiente. Toma en cuenta que algunos mercados campesinos también aceptan estampillas de comida. Las monedas también son útiles cuando tengas que pagar por el parqueo del carro.

d. Sé cuanto quieres gastar, pero sé flexible.

Haz un presupuesto para tu mercado, pero si encuentras una oferta especial de, por ejemplo, manzanas, las cuales se pueden almacenar por bastante tiempo, considera gastar ahora para ahorrar luego. Ciertos productos especiales tales como pan o pastelería pueden ser más costosos pero son un gusto especial que te puedes dar de vez en cuando.

e. Revisa qué tienes en la nevera.

A no ser que estés haciendo una prueba de sabor entre tomates de supermercado y tomates locales de variedades antiguas, trata de no comprar doble de los mismos productos: mira a ver que ya tienes.

f. Planea el menú para la semana.

…o por lo menos piensa acerca de que vas a cocinar o comer durante la semana. Esto ayuda a asegurar que tú y tu familia puedan disfrutar de los productos cuando estén a su mejor punto, en vez de tener que arrojarlos a la basura porque no se usaron a tiempo.

g. Planea cuando vayas a ir.

Ve cuando sea hora de abrir o cerrar, pero no en la mitad del horario del mercado. Lo mas probable es que este bastante atestado y no van a haber otras ventajas. Si vas temprano, el mercado probablemente va a estar menos lleno de gente, y va a haber mas variedad. Lo malo es que vas apagar el precio regular por tus compras (y tendrás que levantarte temprano). Si visitas el mercado cerca de la hora de cerrar, el sitio probablemente ha de estar más apiñado, y la selección ha de ser más limitada, (y las personas ya han manoseado la mercancía), pero puede ser que consigas mejor precio por lo que queda, debido a que los vendedores quieren evitar llevar sus productos de vuelta a casa a su propia cuenta.

2. En el mercado.

a. Parquea a la sombra si esta haciendo calor (lee 1.b para consejos relacionados).

b. Antes de comenzar a mercar seriamente, dale una vuelta al mercado.

Ponle cuidado a 1) qué hay disponible de lo que tienes en tu lista de mercado, 2) los precios aproximados de lo que quieres comprar. Por ejemplo, no quieres pagar extra por fresas frescas, simplemente porque están cerca de la entrada de mercado.

c. Considera cuando vas a comprar qué (no pongas la calabaza de invierno encima de las hierbas frescas).

Tu primera prioridad puede ser comprar arándanos (¡es mi primera prioridad!), pero no deben ser la primera cosa en tu bolso. Serán lo ultimo que quieras comer cuando recobres sus restos aplastados, enterrados bajo una carga pesada de calabaza moscada, peras asiáticas y quizás unos nabos. Planea comprar los productos mas frágiles tales como las hierbas y bayas de ultimo y acomódalas cuidadosamente en tu bolso, o mejor todavía, en una bolsa aparte. Realmente no quieres crear una lasaña de frutas y verduras en tu bolso.

d. Habla con los campesinos.

Ellos conocen sus productos. Y si la fila de compradores detrás no es muy larga, ellos les encantará hablarte acerca de su mercancía. Si vienes regularmente a su puesto, puedes llegar a conocer los vendedores mejor, y tendrás una fuente para saber las ultimas noticias del agro. Nunca sabes cuando esto sea de utilidad.

¿Cuáles son las mejores preguntas para hacer?

  • ¿Fumigas tus cultivos? (¿utilizan pesticidas, herbicidas o insecticidas químicos? Esta pregunta es mejor en vez de preguntar si son orgánicos. Algunos agricultores pueden no ser certificados como orgánicos, pues es un proceso largo y a menudo costoso, pero pueden utilizar métodos orgánicos de producción. Mientras que la certificación orgánica garantiza que los cultivos no pueden ser fumigados (a excepción de opciones mas naturales), también es bueno apoyar a los agricultores que utilizan practicas orgánicas.
  • ¿Qué recomiendas/que está en temporada ahora?
  • ¿Cómo sé cuando [inserta el nombre de la fruta o verdura] está maduro?
  • ¿Qué puedo hacer con este [inserta el nombre de la fruta o verdura]? Esta es una pregunta muy buena, especialmente cuando estas ensayando algo nuevo, un habito que deberías de formar (mira el próximo puntero).

e. Ensaya un producto nuevo por lo menos una vez a la semana.

Sal de tu zona cómoda. Sea que signifique probar las remolachas frescas por primera vez, o preparar calabaza kabocka dulce y picante por primera vez, abre tus horizontes con nuevas comidas y formas de prepararlas. Si los niños pueden aprender a comer repollitos de Bruselas, tú también puedes aprender, cuando han sido cosechados recientemente, luego asados hasta que estén perfectamente dorados con ajo y limón. Si necesitas ideas acerca de métodos de cocción, considera aprender de Deborah Madison, chef y autora de una de las mejores guías fundamentales sobre cocinar con productos frescos, Vegetarian Cooking for Everyone.

f. Sé amable con los que te rodean: espera tu turno en la línea sin quejarte.

Al fin de cuentas, no estas en Starbucks. Nunca hace daño ser cortés.

3. Ya llegaste a casa. Tu mercado esta en casa. ¿Ahora que?

a. Pon las frutas verdes tales como ciruelas y duraznos en una capa encima de papel de cocina en el mesón para dejarlos madurar a perfección.

b. Pon los productos maduros en la nevera si no los vas a utilizar en unos pocos días. Pon papel de cocina en las bolsas plásticas para absorber la humedad.

c. Investiga productos específicos, tales como las hierbas si no estas seguro de cómo utilizarlas.

4. ¡Repítelo!

En resumen

Los mercados campesinos hacen que el mercar sea más que simplemente tachar cosas en una lista. Piensa en el proceso como un viaje a los campos de los agricultores, una forma involucrada de ensayar nuevos alimentos, y obviamente una excelente forma de alcanzar tu cuota de los cinco diarios (5 porciones de frutas y verduras). Aunque completamente ignores esta guía de campo de los mercados campesinos, ve y visita uno. Luego puedes escribir tu propio manual de consejos.

Para mas información, asegúrate de leer: Mercados campesinos: una guía de campo parte I

 

Fuentes:

  1. Mayo Clinic staff, “Organic foods: Are they safer? More nutritious?” Mayo Clinic, accessed Nov. 11, 2012.
  2. Deborah Madison, “Vegetarian Cooking for Everyone.”
  3. “Spoiled Rotten – How to Store Fruits and Vegetables,” Vegetarian Times, accessed Nov. 11, 2012.


Acerca del autor

Midori Yoshimura

Escritora contribuyente, redactora independiente y caminante ávida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *