“El carbón activado se encuentra en la categoría I (seguro y efectivo) de la FDA (Agencia de Drogas y Alimentos) para envenenamiento agudo toxico. Se reconoce como un antídoto universal.” ─ Science News 119:3, 1981.

¿Sabias que los centros de control de envenenamiento recomiendan el uso del carbón como remedio para ciertos tipos de envenenamiento? De hecho, el carbón es un remedio muy efectivo para muchas dolencias de salud, el envenenamiento incluido. Las poderosas propiedades del carbón provienen de su estructura y su habilidad de adsorber muchos compuestos dañinos.

Como funciona el carbón

Repasemos como funciona el carbón. La forma de carbón que se utiliza en el presente para propósitos médicos es el carbón activado, que es un carbón puro derivado de fuentes vegetales el cual no contiene compuestos que causen cáncer. El carbón activado se produce a partir de madera carbonizada insoluble o conchas de coco que han sido oxidadas por gases (vapor o aire) a temperaturas muy altas. El proceso oxidativo erosiona las superficies internas del carbón, lo cual expande geométricamente su capacidad de adsorción creando una red interna de poros diminutos. ¡Un solo gramo de carbón activado tiene un área de superficie de mas de 16,000 pies cuadrados!

Esta fenomenal característica de los poros microscópicos hace posible que el carbón activado adsorba hasta casi 100 veces su peso en compuestos orgánicos e inorgánicos tales como toxinas, bacterias, químicos, medicamentos no deseados, venenos, etc. Estas partículas dañinas se adhieren o son enlazadas por el carbón, el cual lo saca del cuerpo por el proceso de eliminación. El carbón activado defiende el cuerpo de las malas bacterias previniendo su replicación y previene que químicos, toxinas o medicamentos sean absorbidos en el torrente sanguíneo.

El carbón activado es inodoro e insípido y puede obtenerse en capsulas, píldoras y en polvo. El polvo de carbón activado adsorbe impurezas de la atmosfera, por lo cual es necesario mantenerlo en un recipiente hermético.

Tratamiento para el envenenamiento

Si alguien toma drogas, veneno o algún químico, el carbón activado hace milagros atando la mayoría de toxinas nocivas e impide su absorción por el torrente sanguíneo. En experimentos hechos con algunas almas valientes (conejillos de indias humanos voluntarios), se revolvió arsénico y estricnina con carbón los cuales fueron ingeridos por estos sujetos bajo estrictas condiciones de laboratorio. Para el asombro de todos, ellos sobrevivieron, ¡aun cuando tomaron de cinco a diez veces sobre la dosis letal!

Si una persona ingiere veneno y esta consciente, revuelve 1-2 cucharadas de carbón activado con un vaso de agua y haz que se lo tome inmediatamente hasta el fondo. ¡Luego llévala a la sala de emergencias para asegurarte que el veneno se haya ido completamente del organismo!

El carbón activado adsorbe la mayoría, pero no todas las drogas y químicos. Antes de darle a alguien carbón, debes cerciorarte de qué clase de veneno ingirieron y su tratamiento. Llama a un centro de control de venenos para saber si puedes administrar carbón para la clase de veneno que la persona ingirió.

En el próximo articulo, te daremos mas detalles acerca de cómo utilizar el carbón para tratar casos de envenenamiento.


Acerca del autor

Jonathan Ewald

«Si el hombre piensa en su estado físico o moral él generalmente descubre que está enfermo.» - Johann Wolfgang von Goethe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *