Screen Shot 2014-09-04 at 12.03.35 PM

Hay una bendición en Yidis, «Bis hundert und zwanzig», que significa: «que vivas a tener 120 años». Científicos en la Universidad del sur de California recientemente calcularon la edad teorética hasta la cual deberían vivir los humanos: 120 años. También Roy Wolford, un pionero en la ciencia del envejecimiento, sugiere que es posible que el cuerpo humano dure 120 años. Esto puede deberse a la habilidad que tiene el ADN de reparar los errores que desarrolla.

Las investigaciones sugieren que esta habilidad se descompone a la edad de 120. Entonces, ¿porqué no estamos viviendo tanto? El promedio de vida de los estadounidenses es solo 78 años. ¿Hay cambios que podamos hacer para poder hacer una realidad esos 42 años adicionales?

La respuesta es que no hay mucho que nos detenga de reclamar esos años (y teoréticamente añadirle un tercio a nuestra esperanza de vida). La solución se encuentra en 8 sencillos remedios, que podemos comenzar a practicar hoy mismo. Nos ayudaran a tener mayor longevidad y vidas mas satisfacientes de lo que hubiéramos podido haber imaginado.

Agua: Primero que todo, ¿sabias que la mayor parte de la humanidad se encuentra crónicamente deshidratada? Este problema tiene una solución sencilla: ¿Cuánto pesas? Toma tu peso corporal en libras y divídelo por la mitad. Ese numero es la cantidad de onzas de agua que deberías beber cada día. Probablemente no habría que decir que si estas haciendo ejercicio, trabajando en un clima aliente, o tienes una fiebre, vas a necesitar tomar mas agua.

Ejercicio: La mayoría de nosotros tenemos estilos de vida bastante inactivos, y la ciencia ha comprobado que el ejercicio es clave a un estilo de vida saludable. Caminar es un buen ejercicio y la mayoría de personas no deberían tener problemas haciéndolo. Simplemente puedes caminar al menos 2 millas al día (a una velocidad de al menos 3 millas por hora). No importa si divides este tiempo en segmento cortos. Haz esto seis días a la semana, ¡y te encontraras en el camino a tener mejor salud!

Nutrición: La nutrición tiene un profundo efecto sobre la longevidad. El Dr. Wolford (a quien mencioné anteriormente) pudo multiplicar al doble la duración de vida de ratones de laboratorio por el simple proceso de reducir su consumo calórico. En Occidente comemos demasiadas comidas con un alto valor calórico; estas son comidas que nos dan demasiadas calorías, tienen pocos nutrientes y menos fibra. Debido a esto nuestros estómagos no nos dejan saber que debemos parar de comer y terminamos consumiendo demasiado. Si comiéramos mas alimentos integrales, crudos o con preparación mínima, naturalmente comeríamos menos calorías.

Descanso: El viejo refrán «Acostarse temprano y levantarse temprano hacen al hombre sano» parece haber anticipado la ciencia del buen dormir. Tener descanso adecuado es muy importante para nuestra salud y longevidad. Mientras dormimos muchas funciones importantes suceden que son necesarias para tener buena salud. El descanso le da a nuestros cuerpos el tiempo necesario para restaurarse y reponerse.

Sol: Se ha demostrado que la vitamina D es muy importante para mantener un sistema inmune saludable. La vitamina D es una de las substancias que necesitan nuestros cuerpos para eliminar los radicales libres, que son toxinas encontradas en nuestro medio ambiente moderno, las cuales se cree que causan muchas de nuestras enfermedades incluidos el cáncer y las enfermedades autoinmunes. Recibir suficiente sol cada día es importante para mantener niveles adecuados de vitamina D.

Aire: Suena muy simple como para ser verdad, pero respirar bastante aire puro es importante para la salud. Piensa: podemos pasar varias semanas sin comer, varios días sin tomar agua, ¡pero solo unos pocos minutos sin respirar! Recuerda respirar profundamente varias veces al día, preferiblemente al aire libre.

Cuando examinamos los hábitos de las personas que viven mas de 100 años, notamos una característica casi universal: un estilo de vida temperante. O sea, que escogen las cosas buenas con moderación y evitan las cosas que tienen efectos negativos sobre su salud y calidad de vida. Ser balanceado y tener sentido común son claves en todo.

¿Alguna vez has oído de las «zonas azules»? Este termino es utilizado para designar ciertos grupos de personas que han tenido longevidad imprevista. Un factor común entre estos grupos es la confianza en Dios. Esta conexión entre la salud física y espiritual ha sido demostrada como significativa en añadir años de vida.

Entonces, ¿cómo podemos llegar a vivir 120 años? Primero que todo, ¡tenemos que batir las probabilidades! En la actualidad la esperanza de vida del americano promedio es de 78 años. Sin embargo, los datos sugieren que si siguiéramos las pautas que acabo de señalar, no seria inusual llegar a vivir 100 años o más. Solo piénsalo, ¡los 60 podrían ser la mitad de nuestra vida! Si estas dispuesto, nos encantaría que nos acompañaras en este viaje a tener vidas mas longevas, saludables, y plenas.


Acerca del autor

Daniel Velez

Estamos aquí para servirte. ¡Si tienes alguna inquietud de salud no dudes en dejar un comentario!

4 comments on “Las 8 Leyes de la salud – Introducción

  1. Hola, me gustaria conocer la dieta para perder peso y la del colesterol, adonde las puedo encontrar ? hay algun libro u otro medio para poder adquirir estos datos ?
    gracias

  2. Buen sitio y artículos! Muchas gracias por proveer esta información en un formato tan atractivo.
    Me parece que la frase «Bis hundert und zwanzig» es en alemán en vez de yídish.
    ¡Qué Dios les bendiga a todos!

    • ¡Gracias por tu comentario! El yidish pertenece a la familia de las lenguas germanicas, por lo que es muy parecido al alemán. ¡Que tengas un maravilloso dia! -Administrador

Responder a Joel Mundall Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *