A mi esposa a menudo le dan dolores fuertes de cabeza en la tarde o noche. Aparecen sin ninguna razón, y la dejan acurrucada en el sofá con dolor intenso. Aunque hemos pasado mucho tiempo tratando de identificar la causa, esta mantiene siendo un misterio. Los analgésicos casi no le ayudan. Hasta recientemente su método preferido de tratamiento ha sido tomar un baño largo y una siesta.

Mi esposa no está sola. Muchos americanos sufren de dolores de cabeza y migrañas sin entender la causa de su dolor. Como si fuera poco, los analgésicos a menudo son inefectivos. Las migrañas especialmente son debilitantes. Por alguna razón, estos fuertes dolores de cabeza son tres veces más comunes entre las mujeres que entre los hombres.1 Pueden ser acompañados por nausea, y sensibilidad extrema a la luz y los ruidos. Mi abuela sufría de migrañas que la aturdían por días.

Durante una vacación reciente, mi esposa y yo fuimos introducidos a la idea de usar la lavanda como un tratamiento. Ella decidió experimentarlo. La próxima vez que tuvo un dolor fuerte de cabeza, se froto aceite de lavanda en sus sienes. En unos pocos minutos se sintió mucho mejor. El dolor de cabeza no desapareció mágicamente, pero sí se mejoro significativamente.

La lavanda y las migrañas

El primer estudio sobre los efectos de la lavanda fue publicado en el 2012. Los investigadores le pidieron a los participantes que utilizaran aceite de lavanda al principio de un dolor de cabeza y apuntar sus niveles de dolor en intervalos de 30 minutos por dos horas.2 No se les permitió el uso de analgésicos durante este tiempo. Para usar el aceite de lavanda, los participantes ponían 2-3 gotas en sus labios superiores y inhalaban los vapores por 15 minutos.3

Un 74% de los participantes que utilizaron la lavanda experimentaron síntomas reducidos de migraña. La reducción de síntomas fue mucho más pronunciada que entre el grupo de placebo. Los investigadores concluyeron que «la inhalación de aceite esencial de lavanda puede ser una modalidad de tratamiento efectiva y segura en el manejo agudo de dolores de cabeza tipo migraña».4

¿Cómo compara la lavanda con otros tratamientos para la migraña? Echemos un vistazo.5

  • Una alta dosis de Tylenol (acetaminofén) tiene una efectividad de 52% (ayuda a un 52% de las personas que lo toman).
  • El Ibuprofeno es efectivo por un 57%.
  • El sumatriptán (la medicina recetada para dolor de cabeza más común) es efectivo por un 59%.
  • Las inyecciones de sumatriptán (utilizadas en las salas de emergencias) son efectivas por un 70%.6

En comparación con estas medicinas, la efectividad de un 74% de la lavanda es muy impresionante. Además de ser por lo menos tan efectiva como otros tratamientos (más convencionales), la lavanda es segura, natural, y fácil de utilizar. Lo más probable es que también huele mucho mejor. Por lo que te aconsejo que la próxima vez que tu o un ser querido tenga un dolor de cabeza, ensaya el aceite de lavanda.

Fuentes:

  1. Migraine.” Text. Accessed January 15, 2015. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/migraine.html
  2. Sasannejad, Payam, Morteza Saeedi, Ali Shoeibi, Ali Gorji, Maryam Abbasi, and Mohsen Foroughipour. “Lavender Essential Oil in the Treatment of Migraine Headache: A Placebo-Controlled Clinical Trial.” European Neurology 67, no. 5 (2012): 288–91. doi:10.1159/000335249.
  3. Migraine Relief with Lavender Essential Oil.” Natural Health Research Institute. Accessed January 13, 2015. http://www.naturalhealthresearch.org/32475/
  4. Sasannejad, Payam, Morteza Saeedi, Ali Shoeibi, Ali Gorji, Maryam Abbasi, and Mohsen Foroughipour. “Lavender Essential Oil in the Treatment of Migraine Headache: A Placebo-Controlled Clinical Trial.” European Neurology 67, no. 5 (2012): 288–91. doi:10.1159/000335249.
  5. Lavender for Migraine Headaches | NutritionFacts.org.” Accessed January 13, 2015. http://nutritionfacts.org/video/lavender-for-migraine-headaches/


Acerca del autor

Jonathan Ewald

«Si el hombre piensa en su estado físico o moral él generalmente descubre que está enfermo.» - Johann Wolfgang von Goethe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *