Puede ser que los suplementos herbales en tu alacena no sean lo que compraste. ¿Haz oído la noticia? A principios del 2015, la oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York lideró una investigación sobre los suplementos de marca de supermercado comercializados por GNC, Target, Walgreens y Wal-Mart. Querían ver si los suplementos que ofrecían a la venta contenían los ingredientes que estaban promoviendo.

Como resultado de la investigación, todos los cuatro distribuidores recibieron cartas de cese y desista que demandaban que retiraran muchos de sus suplementos de sus estantes.1 ¿Qué descubrieron los fiscales que causo tal acción? Pocos de los suplementos que examinaron en realidad contenían las hierbas que decían. Esto no era una cuestión de rellenos adicionados, calidad o potencia: era cuestión de estafa al consumidor. Además, varios suplementos contenían alérgenos potenciales, tales como trigo, que no eran mencionados en los rótulos.2

En total, los investigadores examinaron 24 productos diferentes, que pretendían ser las hierbas: echinacea, ajo, ginkgo biloba, gingseng, saw palmetto, hierba de San Juan, y raíz de valeriana. Ellos examinaron los suplementos tratando de identificar el ADN que contenían. El ADN de la mayoría de los suplementos o era imposible de identificar o de una planta diferente que lo que el rotulo del producto pretendía que era. De hecho, solo 5 de 24 suplementos en realidad contenían la hierba que el rotulo decía que contenían. Hablando acerca del caso, Eric Schneiderman, el fiscal general del estado de Nueva York dijo, «Esta investigación hace que una cosa sea muy clara: el viejo dicho de que “el comprador asume el riesgo” puede ser especialmente verdadero para los consumidores de suplementos herbales».3

Calidad y efectividad

Todos los suplementos examinados eran productos sin marca. Aunque algunas marcas pueden proveer hierbas de mejor calidad, es muy probable que los proveedores que embotellaron los suplementos sin marca que fueron fiscalizados también embotellan para muchas otras compañías. Uno de los problemas principales de la industria de los suplementos es la falta de regulación. Debido a que la FDA no considera que los suplementos sean comida o drogas, la industria es regulada muy ligeramente y la FDA tiene muy poco poder para hacer cumplir sus pautas.4

Todo esto añade más combustible al fiero debate que ya existía acerca de la efectividad de los suplementos. ¿Será que las personas que piensan que funcionan están obteniendo un producto genuino? Y, ¿qué de las personas que los han ensayado y no encuentran beneficios beneficiosos? Los suplementos son una industria billonaria. Parece injusto pagar tanto por algo de lo que sabemos tan poco. Debe haber una forma más segura de mejorar la salud.

Un refuerzo de la salud alternativo

La solución ha existido por mucho tiempo. Está comprobado que las frutas y las verduras mejoran tu salud en general, así como estimular tu sistema inmune durante tiempos de enfermedad. Hacer un esfuerzo por añadir unas pocas porciones de frutas y verduras a tu dieta es una forma fácil de «suplementar» tu salud. De acuerdo a la CDC, en el 2011 el estadounidense promedio consumía solo un poco más de 1.5 porciones de verduras al día. Tres porciones de verduras al día es la recomendación, por lo que definitivamente hay espacio para mejorar.

Además de tres porciones de verduras al día, se recomiendan dos porciones de frutas. Esto suma a «5 al día», que es la recomendación promovida por tales organizaciones como la CDC y la OMS. En realidad, esta cantidad es un mínimo y es preferible consumir más que esta cantidad. Para empezar, puedes añadir una porción adicional a tu dieta diaria. Una vez que esto se convierta en un habito, añade otra porción. Cuando empieces a experimentar mejor salud, no va a ser tan difícil como puede parecer ahora.

Tamaños de porciones

De acuerdo a la USDA, una porción de fruta se mide como 1 taza de fruta fresca o ½ taza de fruta seca. Generalmente 1 taza de vegetales crudos o cocidos es considerada una porción. Pero para las verduras de hoja crudas, 2 tazas son consideradas una porción. Puedes visitar el sitio web http://www.choosemyplate.gov/food-groups/ para tamaños de porciones más precisas. Si no quieres medir los tamaños de las porciones, MiPlato de la USDA recomienda que sirvas la mitad de tu plato con frutas y vegetales.

Es irónico que a menudo busquemos hierbas extranjeras o remedios exóticos mientras que pasamos por alto la solución que se encuentra en frente nuestro. Las píldoras, sean suplementos o medicamentos, no pueden compensar por nuestras malas decisiones alimentarias. Las frutas y las verduras son tu mejor opción. Alguien puede pasar un polvo verdoso marrón por echinacea, pero es imposible imitar un kiwi fresco o una tajada de mango seco.

¿En que debes gastar tu dinero?

Ahora, no estoy argumentando en contra de las hierbas o los remedios naturales. De hecho, hay algunos que yo utilizo y creo que muchos otros funcionan. Sin embargo, algunas personas se esconden tras los remedios cuando lo que deberían estar haciendo es mejorar su salud diaria. La dieta debería ser la primera línea de defensa. Tu dinero sería mejor gastado comprando frutas y verduras de calidad en vez de suplementos de origen cuestionable.

Fuentes:

  1. Kaplan, Sarah. “GNC, Target, Wal-Mart, Walgreens Accused of Selling Adulterated ‘herbals.’” The Washington Post, February 3, 2015.
  2. Ibid.
  3. “Study: Many Herbal Supplements Aren’t What the Label Says.” Yahoo Finance, February 3, 2015.
  4. Kaplan, Sarah. “GNC, Target, Wal-Mart, Walgreens Accused of Selling Adulterated ‘herbals.’” The Washington Post, February 3, 2015.


Acerca del autor

Jonathan Ewald

«Si el hombre piensa en su estado físico o moral él generalmente descubre que está enfermo.» - Johann Wolfgang von Goethe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *